las amandas y victor jara

TESTIMONIOS DE LOS INVOLUCRADOS EN LOS HECHOS POSTERIORES AL GOLPE DE PINOCHET, EN 1973
Revelan datos estremecedores de la muerte del músico chileno Víctor Jara
Un subteniente jugó a la ruleta rusa y lo mató de un tiro. Luego ordenó acribillarlo.
Por: santiago. ciper, especial



DESTINO. AL AUTOR DE "TE RECUERDO AMANDA" LE QUEBRARON LAS MANOS Y LO MATARON A BALAZOS EN EL ESTADIO.

Su historia es uno de los capítulos más dolorosos y emblemáticos del golpe de Estado que lideró en Chile el general Augusto Pinochet el 11 de setiembre de 1973. A lo largo de los años se sucedieron los relatos sobre la detención, las torturas y la muerte del destacado músico chileno Víctor Jara, asesinado en el emblemático estadio de Santiago, pero recién ahora, a casi 36 años de la tragedia, comienza a armarse el rompecabezas de su padecimiento y de lo que fueron sus últimas horas con vida y del escalofriante rescate clandestino de su cadáver.El mismo 11 de septiembre del golpe y de la muerte del presidente socialista Salvador Allende, cerca de 600 estudiantes y profesores se amotinaron en protesta en la Universidad Técnica del Estado en Santiago. Entre ellos estaba Víctor Jara, que era profesor de esa universidad y estaba a punto de cumplir 41 años.Los militares irrumpieron en la universidad llevándose a varios detenidos al Estadio Chile, entre ellos a Jara, reconocido folclorista y símbolo de la izquierda chilena, autor de temas como Te recuerdo Amanda y Plegaria del labrador. Según la declaración judicial del ex conscripto José Alfonso Paredes, hoy detenido por el caso (ver recuadro), una vez alojado junto con otros detenidos en el estadio devenido gigantesca prisión, un subteniente "comenzó a jugar a la ruleta rusa con su revólver apoyado en la sien del cantautor. De allí salió el primer tiro mortal que impactó en su cráneo". "El cuerpo de Víctor Jara cayó al suelo de costado. Paredes observó cómo se convulsionaba. Y escuchó al subteniente ordenarle a él y a los otros conscriptos que descargaran ráfagas de fusiles en el cuerpo del artista". Según la autopsia, el cuerpo de Jara tenía alrededor de 44 impactos de bala.El mismo testigo indica que metieron el cuerpo de Jara en una bolsa y luego lo cargaron en un vehículo militar. Otras 14 personas fueron acribilladas junto a él y sus cadáveres tuvieron en principio igual destino. El testimonio de Paredes coincide con el de otros ex prisioneros al señalar que Jara fue interrogado al menos dos veces en los camarines del estadio y que fue sometido a torturas que incluyeron la fractura de sus manos a golpe de culata, un símbolo del ensañamiento con que actuaron los agentes del naciente régimen militar al reconocer al músico.En relatos previos sobre la presencia de Jara se menciona el conmovedor intento de otros prisioneros para cambiar su aspecto luego de una sesión de tortura, vistiéndolo con otra ropa y tratando de cortar su cabello negro rizado con un cortauñas. Los últimos que lo vieron con vida dijeron que estaba muy golpeado, con la cara hinchada y las manos fracturadas.Su cadáver fue trasladado como NN al Instituto Médico Legal (I
Fuente: Diario Clarin, jueves 28 de mayo

@@@@@@@@@@@@-- RED DE NOTICIAS DE DERECHOS HUMANOSPOR UN BICENTENARIO SIN IMPUNIDAD PARA LOS GENOCIDAS